El 2 de octubre de 1747, una embarcación es sorprendida por una tormenta y naufraga, Sólo quedan 116 supervivientes que han podido llegar a la costa de una isla solitaria. De ellos, 110 son adultos y el resto, niños y niñas menores de 15 años. Los 16 niños llegaron repartidos en dos barcas junto con 50 adultos (25 en cada barca). Los 50 náufragos restantes habían llegado a la isla a nado o sujetos a maderas y restos del barco.

   Una vez en la isla, tratan de acomodarse y recoger alimentos para sobrevivir. Pero al cabo de cuatro meses, viendo que se quedan fuera de las rutas comerciales y que no serán fácilmente rescatados, se plantean la posibilidad de abandonar la isla en las barcas que tienen. El problema es que, una vez cargadas de agua y alimentos, solo es posible alojar a 66 pasajeros. Eso hace necesario decidir quiénes han de ser esos pasajeros. Evidentemente, todos quieren salir de la isla y no resulta fácil ponerse de acuerdo en la elección y decisión.

Ponte en su situación y trata de llegar a una solución:

1. ¿Qué criterios pueden adoptarse para decidir los que se van?

2. ¿Quién debe tomar la decisión?

3. ¿Hay algo que se pueda someter a votación?

4. ¿Hay alguien que tenga derechos preferentes?

5. ¿Qué sería lo más justo o lo mejor para todos?